Diez placeres sencillos para unas vacaciones diferentes

vacaciones diferentes


Unas vacaciones diferentes

Los días de verano son perfectos para escapar de la rutina, para encontrar la energía suficiente para empezar nuevos retos, conocer nuevos lugares, culturas, tradiciones… en definitiva, para romper la monotonía de todo el año de trabajo.

Desde aquí  te proponemos diez maneras sencillas de convertir las vacaciones de verano en días inolvidables e imperceptibles para el medio ambiente.

Placeres fáciles que no cuestan dinero y que pueden convertirse en costumbres para el resto del año. Allá vamos:

Cómo anunciarse en FairChanges


 

1-      Cambia el coche por la bicicleta, o por las zapatillas.

Quema las calorías de más del helado que te has tomado de postre. Consigue que las huellas de tus pies o de tu bici borren las manchas que dejan los coches al pasar. Además, podrás disfrutar de tiempo para pensar, o para deleitarte con el paisaje urbano.

2-      Haz uso de los ríos o playas de tu entorno de manera no agresiva.

Una toalla, un bocadillo, unas chanclas y la crema solar es todo lo que necesites para pasar un día en el río, dejándote envolver por la naturaleza y perdiéndote dentro de parajes recónditos. ¿Sabes que existen protectores solares biodegradables? Pregúntate: ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez? Apuesta por unas vacaciones diferentes.

3-      Planta un árbol.

Una de las “tres cosas que hay que hacer” (tener un hijo, escribir un libro, plantar un árbol). Algún día podrás perderte dentro de un buen libro a su sombra… ¡o empezar a escribir tu propia novela! Una forma perfecta de sentirte parte de aquello que te rodea.

el significado de la vida

4-      Acércate al mercado de frutas, verduras y hortalizas.

Date el capricho de rememorar  esos olores que creías olvidados. Saborea un tomate de los de huerta, de los de verdad. Haz acopio de todo lo necesario y sorprende a tu paladar con un gazpacho de productos ecológicos. Divertido, sano, bueno para el medio ambiente y, sobre todo, delicioso.

5-      Ríete probándote ropa pasada de moda…

Sí, esa que todos escondemos al fondo del armario. Y, ahora que te has reído bastante, dale una segunda vida a esos trapitos reciclándolos para adecuarlos a las tendencias del momento. Con un taller de reciclaje de ropa no sólo pasarás una tarde divertidísima, sino que después podrás presumir de tus creaciones. Seguro que quedan genial con la sonrisa que se te queda en la cara después de la experiencia.

6-      Monta un huerto urbano.

Una pequeña parcela, o incluso unos maceteros grandes son perfectos para que te inicies en la agricultura. Nunca olvidarás la primera lechuga que salga. Además, es una actividad perfecta para hacer en grupo; podrás compartirla con tus amigos, tu pareja, tu familia o incluso los más pequeños de la casa.

turismo sostenible

7-      Observa las estrellas.

Solo necesitas una manta y alejarte un poco de la ciudad para regocijarte durante  horas de la infinita belleza del firmamento. Este plan es ideal para compartir en pareja, para acompañarlo de un abrazo y especular con cuál es la Estrella Polar. Además, existen diversas aplicaciones móviles que te señalan cuál es cada estrella y constelación, por lo que también podrás aprender un poquito de astronomía. Aprende en unas vacaciones diferentes.

8-      Aventúrate en el Camino de Santiago.

Tienes muchos posibles caminos diferentes, dependiendo de lo que te apetezca: mar o montaña. Si sigues este plan tendrás la oportunidad perfecta de sumergirte en una naturaleza en armonía y con toda la calma del mundo. Además seguro que conocerás personas, lugares e historias inolvidables que te ayudarán a cambiar tu perspectiva.

9-      Haz senderismo.

Coge unas buenas botas y una gorra y piérdete por los senderos que esconden lugares indescriptibles. Siguiendo las indicaciones de los guardas disfrutarás, seguro, de una experiencia increíble, llena de paz y armonía con el entorno. Además, en parajes como la Sierra de Gredos, puedes pasar la noche gratuitamente acampando al aire libre. De esta manera podrás realizar varias de las propuestas que te damos: mirar estrellas, bañarte en el río, hacer senderismo…

10-  Apuesta por el turismo sostenible.

Por último, existen también maneras de aprovechar al máximo las vacaciones estivales más tradicionales o popularizadas pero de una manera menos agresiva con el medio. Una gran alternativa frente a los hospedajes tradicionales son los hoteles ecológicos para unas vacaciones diferentes, establecimientos en cuya construcción y funcionamiento se respeta lo máximo posible el entorno y el medio ambiente. Estos hoteles están proliferando mucho en los últimos años, y comparten características como menús ecológicos, uso de energías limpias, construcción con materiales reciclados…

Estas son nuestras diez propuestas. Esperamos que os hayan parecido inspiradoras. ¿Tenéis alguna otra que disfrutáis especialmente?

turismo sostenible

Imágenes del instagram de FairChanges. 


 

Comparte esto para dar a conocer el consumo responsable.

Anunciarse en FairChanges


¿Eres una marca sostenible?
Cada semana seleccionamos a las mejores.
Envíanos tu solicitud en dos minutos para que podamos valorar tu adecuación a FairChanges.

Quizá te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *