Regalos frikis con una chispa de humor y una buena base de sostenibilidad. Para los raritos que disfrutan de los pequeños detalles. Como nosotros.

Me llamo Pérez, Ratoncito Pérez

comprar puerta Ratoncito Perez

Cuando a la imaginación se unen las buenas ideas y las personas adecuadas surge la magia…

Hace poco nos enamoramos de un precioso proyecto que nos trae a la memoria la historia de un ratón que pasó varias veces por nuestras habitaciones cuando éramos pequeños.

¿Sabes de quién estamos hablando?

Leer más

Quizá te guste

1 8 9 10 11